Pensamiento crítico

Leía hoy a Ricardo Gally en su G+

Hoy cumple diez años un blog de referencia del panorama escéptico en España, Magonia. Su autor, +Luis Alfonso Gámez  (al que conocí gracias a su blog) nos invitó a diez amigos a que compartamos con él unas reflexiones.

Por supuesto os invito a leerlo por las interesantísimas aportaciones, pero hasta aquí traigo una que para mi y para mi recorrido vital es fundamente, y no podía ser más que de Wicho, claro:

Llevo tiempo diciendo que la popularización de los blogs y las redes sociales ha permitido que cualquiera con una historia que contar tenga la capacidad de hacerlo.

Esto nos incluye a los que nos subimos por las paredes cuando vemos magufadas en los medios de comunicación, que podemos ir poniendo nuestro granito de arena para que poco a poco aquello de “lo vi en la tele” o “lo leí en el periódico” deje de tener el peso que antes tenía.

Y en un país como éste, en el que el pensamiento crítico se lleva tan poco, eso es una magnífica noticia.

Javier Pedreira, Wicho, es responsable de informática de los Museos Científicos Coruñeses y cofundador del blog Microsiervos.

Anuncios

Seguridad Asocial

victor's homeEl pasado 21 de marzo me acerqué al centro de salud de la calle Cuzco (Fuenlabrada), el que me pertenece al volver a casa de mis padres, para solicitar el cambio de centro de salud desde Casarrubios (Toledo).

Me comentan que no es posible.

Cuando me di de baja en diciembre como autónomo llamé a la seguridad social y me informé: el mes siguiente está vigente mi cartilla del médico, y luego hay 3 meses más de prórroga. Tras ese periodo si no tengo ingresos y no cotizo tengo que solicitar la tarjeta de último recurso porque la mía pasaría a no ser válida… pero todavía tenía margen… bastante.

Pues no: no me puedo cambiar de autonomía. Para que me admita la Comunidad de Madrid, al estar ya en prórroga, tengo que ir a la Seguridad Social a solicitar un documento acreditativo de derecho a asistencia sanitaria por no superar el límite de renta (vamos, el que debería solicitar al acabar el tercer mes de prórroga).

Vale. Voy a la Seguridad Social y me dan cita para el 15 de abril (casi un mes después). Acudo a la cita, explico mi caso, y me piden el certificado de empadronamiento, y los ingresos del año pasado (los de este año me los sé). Lo primero me lo había advertido al solicitar información el día 21 de marzo, lo segundo no, y  ni lo esperaba ni lo entendía.

El caballero que me atiende me mira: ¿Menos de 100.000€?

Va a ser que sí, le contesto.

Vale, pues no rellenes más (en teoría debería especificar la cantidad exacta), me tienen harto. Esto lo piden para el euro por receta, y no paran de cambiarnos los formularios. Con personas mayores es imposible, los pobres nos miran perdidos. Extiende la mano y me entrega mi documento.

He vuelto al centro de salud. Me han dado la cartilla provisional y me indican que me llegará la buena al domicilio. Es válida por un año. Si pasa el año y no cotizo tengo que volver a la Seguridad Social a pedir el mismo papelito. Y si encuentro trabajo también, pero para que me la cambien a indefinida… hasta que vuelva a quedarme sin ingresos. Momento en el que tendré un mes de vigencia y luego tres meses de prórroga tras los cuales no será válida la tarjeta… Y así en bucle… ya se imaginan.

He vuelto a casa (Casarrubios, mitad de mudanza aún) y había una nota de correos: un certificado de la Seguridad Social. Igual es por la cuota de más de autónomos que me cobraron y que todavía no me han devuelto. Es gracioso esto de no poder recoger un certificado de la Seguridad Social por estar en la Seguridad Social.

Obsolescencia programada, valor y coherencia

Me ha dado que pensar este post sobre el uso que hago de internet, tecnología y los gadgets; y lo centrado en mis soluciones concretas (personales, meditadas, pero imperfectas) que han estado mis últimas entradas. Y creo que eso cierra el foco, y este artículo lo abre: lo importante es lo importante.

En ocasiones la vida va y te sorprende y una Entrega se convierte en una Renuncia o mejor en un acto de Coherencia.

Un joven llamado Daniel Muñoz, hace un trabajo sobre la generación de basura cíclica que supone el deterioro programado de muchos productos. Gana un premio (un ipod) y en coherencia con sus propuestas renuncia a recibir ese producto. Y lo explica y razona con una sencillez y madurez digna de admiración.

Así que recomiendo el artículo Obsolescencia programada, valor y coherencia de @diegoydies vía @trabaconjovenes, y por supuesto el vídeo que encontraréis en él.

 

¡Mira que me encripto! O “no me toques la neutralidad en la red”

Leyendo Neutralidad de la Red: la nueva guerra fríaCriptografía contra distopía: el futuro de internet se me antoja un año complicado.

El primero habla sobre la neutralidad en la red a raiz de la entrada en vigor la primera ley de neutralidad de la Red en Europa, y el segundo viene a comentar el libro de Julian Assange llamando a las armas de cifrado en Cypherpunks (Criptopunks): la libertad y el futuro de Internet.

Yo siempre he pensado que la mejor postura es apertura: si “ellos” pueden verme, que todos puedan. O dicho de otra forma: si se puede triangular la posición de mi móvil, porque no voy a publicar mi posición en mi twitter.

Esta visión es muy simplista, lo sé, y ni he leído ni he reflexionado sobre esto lo suficiente. Creo en la neutralidad en la red, pero voy a tener que trabajar la encriptación y el anonimato de mis navegación. He intentar seguir pelando porque la red sea lo más neutral posible.

Recomiendo el post “¿El fin del crecimiento económico?”

El artículo ¿El fin del crecimiento económico? en Nada es gratis es muy interesante. Realmente nos recomienda la lectura del artículo de Robert Gordon “Is US economic growth over?: Faltering Innovation confronts Six headwinds”.

Básicamete expone cómo los avances actuales que nos parecen sorprendentes están a años luz de otros que ya se han producido, y cómo esta falta de innovación va a afectar al crecimiento en el primer mundo con la economía actual:

Gordon dice, en definitiva, que el crecimiento generado por la tercera revolución industrial es mucho menor que el de la segunda. Y que muchas de las mejoras más grandes imaginables en las condiciones de vida humanas, como el tener un cuarto de baño en casa o el poder dar a un grifo y que salga agua, o no tener que pasar el día limpiando las calles de excremento, son avances que ya se han producido, y no se van a seguir produciendo. Sí, solucionaremos el cáncer, pero no será ni comparable su impacto en la esperanza de vida al de lavarse las manos y los antibióticos.

En el artículo el mayor desarrollo de la tesis hace que veamos más el problema, y no tanto lo impactante de cómo lo expone (que lo que sí consigue es facilitar mucho la lectura).

Luego piensas en España, y los recortes en I+D y ya la risa es completa. Ya sé que no es lo mismo (no exactamente), y que siempre vuelvo a lo mismo… pero es que…

España puede perder el tren del siglo XXI

España puede perder el tren del siglo XXI, que va a ser deslumbrante en cuanto nos quitemos de encima esta crisis financiera. Tecnológicamente, este siglo va a ser increíble. Y España no está preparada para aprovecharlo.

De la entrevista a Richard Vaughan en lainformacion.es