Historias de mucho miedo sobre la España del futuro

Antes íbamos todos los viernes a un restaurante al centro comercial a comer. Ahora no. No solo por el dinero, sino por reeducar a los niños. Mis padres me educaron en el ahorro, venían de un mundo duro. Pero mis hijos han crecido en un entorno pudiente que me temo que va a desaparecer para siempre. Se van a tener que acostumbrar a vivir peor de lo que han vivido hasta ahora. Hay que alertarles

 

En este artículo en El Pais, de necesaria lectura (sobre todo si tienes hijos), la cosa queda bien clara: Portugal fue rescatada en abril de 2011 y lo que sí está pasando es que la riqueza del trabajo está pasando al capital.

La jugada está clara: al no poder devaluar la moneda para ser más competitivos y poder exportar más, devalúan a los ciudadanos.

Luego se suma que no está tan claro a qué extranjero vamos a exportar en un mundo en crisis, y donde países de nuestro entorno están obtando por la misma receta. Así que todos más pobres… y los rendimiento de la competitividad no acaban de aparecer.

Sí es cierto que los números no cuadran y que hay ajuste que toca hacer, opino. Si bien es cierto que cuáles y dónde es importante, pero lo que no se está haciendo es tomar decisiones a largo plazo más allá de unos casinos y unos parques temáticos.

Insistir en la lectura del artículo en El Pais, que encontré en un twitter de @Rinze que decía: Historias de mucho miedo sobre la España del futuro.

El texto que cito no es, ni de lejos, el más duro del post: representa a la clase media alta.

En el otro lado de la historia, la organización Cáritas portuguesa avisa de que una franja de la sociedad está a punto de resquebrajarse. Hay gente que vivía en la extrema pobreza que sigue viviendo. Son los típicos pobres a los que hay que darles ropa y comida. Pero ahora vienen familias que de un día para otro se han despeñado, explica José Manuel da Luz Cordeiro. Son familias que hasta ayer pertenecían a la clase media, pero que ahora no tienen para pagar el recibo del gas, o del agua o de la luz, y que vienen aquí a que se lo paguemos. O que no tienen para mandar a los niños a la escuela. Y no piden ropa. Piden solo comida.

Anuncios

Autor: Javier del Cobo

Trabajo el diseño gráfico y la comunicación on-line desde besquare.es y soy formador en estos ámbitos desde pedernal.org

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s