Obsolescencia programada, valor y coherencia

Me ha dado que pensar este post sobre el uso que hago de internet, tecnología y los gadgets; y lo centrado en mis soluciones concretas (personales, meditadas, pero imperfectas) que han estado mis últimas entradas. Y creo que eso cierra el foco, y este artículo lo abre: lo importante es lo importante.

En ocasiones la vida va y te sorprende y una Entrega se convierte en una Renuncia o mejor en un acto de Coherencia.

Un joven llamado Daniel Muñoz, hace un trabajo sobre la generación de basura cíclica que supone el deterioro programado de muchos productos. Gana un premio (un ipod) y en coherencia con sus propuestas renuncia a recibir ese producto. Y lo explica y razona con una sencillez y madurez digna de admiración.

Así que recomiendo el artículo Obsolescencia programada, valor y coherencia de @diegoydies vía @trabaconjovenes, y por supuesto el vídeo que encontraréis en él.

 

Cuando la escuela pública…

Cuando la escuela pública sea juzgada por el arte y música que tienen, por cuantos experimentos de ciencia pueda su alumnado realizar, por cuantas veces tienen posibilidades de recrearse y jugar y por la cantidad de plantaciones que hacen crecer y no por los tests y exámenes de reválidas que pueden realizarse, entonces estoy seguro de que estaremos preparando a nuestro alumnado para el futuro en el que serán participantes activos y creativos más que robots obedientes para satisfacer a la élite económica.

Fusilado con cariño a ImaXinanteTraducido y contextualizado de unacita de Mark Naison, Fordham professor and social justice activist (socialismartnature).  Via The Learning Brain

La sociedad endogámica

photo credit: Franck Vervial via photopin cc
Franck Vervial via photopin cc

He estado leyendo un muy interesante artículo de Juan Varela en su blog Periodistas 21 donde detalla el grave problema del periodismo con los temas más importantes para la democracia y la vida pública, que sufren un déficit de legibilidad y claridad, poniendo el foco en el periodista. El post en cuestión se llama Objetivo: aumentar la legibilidad de la información.

Y dentro del post con el tema muy desarrollado, una parte me ha removido el come come que no para de matarme la cabeza:

La información endogámica se presenta equivocadamente como especializada o segmentada, pero en muchos casos no es más que la conversación onanista de un grupo de interés encerrado en la protección de su espacio e intereses económicos, sociales o políticos. Una tendencia en aumento en parte por la tribalidad de las comunicaciones y redes digitales, un mecanismo de reafirmación y protección frente a la saturación informativa y la fragmentación social y de la propia información.

Es un mal extrapolable a la universidad, a la familias, a los sectores profesionales que conozco. Muy España de Campofrío todo. Intentaré, en la medida de lo posible, salir de ese atolladero cuando se me presente con el hashtag para este año próximo: #alturron

Yo para atajar el problema en mi persona, tengo una instrucción a aplicar sobre mi mismo: lee.

La entropía, esa gran desconocida

Esto es, ante todo, un enlace al excelente post La entropía, esa gran desconocida, de José A. Cuesta, cuyo título, y no sólo, he fusilado.

Un concepto muy extraño de la física y que une el micromundo y el macromundo: ahí es nada… y da para más:

Ahí está todo: el origen de la entropía y de la irreversibilidad. No se trata de que hay una ley oscura y esotérica que empuja al universo en una dirección concreta, se trata, simple y llanamente, de que vemos aquello que es probable ver, y no vemos lo que es improbable ver

Así qué es más que recomendable leerlo.

¿Qué es TC?


Una de las cosillas que descubrí (gracias a @pollolpc) viendo el documental #paro0 que me pareció muy interesante en algunos aspectos, aunque en el enfoque general del problema lo vi simplista… pero conocí la plataforma floqq, que pretende otra tipo de formación y que tendré que investigar.

Las bases del futuro de la enseñanza

El principio y origen de todo es que hoy (como recoge applesfera) Apple ha lanzado iBooks2, que es una aplicación para leer libros en iPhone e iPad (e ibook author, software gratuito que permite crearlos de manera fácil e intuitava…).

El tema es que en la LSPM se ha generado una interesante discusión sobre educación a raíz de lo que intenta Apple “con su aportación a la revolución digital de la enseñanza gracias a un nuevo formato interactivo específicamente diseñado (aunque no limitado) para dar cabida a los libros de texto del siglo XXI”:

Los libros de iBooks 2 pueden integrar fotos, vídeos y animaciones interactivas pero lo más interesante es el modo en que lo hacen. Si sujetamos nuestro iPad de forma apaisada, la maquinación de libro resalta los elementos multimedia ofreciéndonos una navegación muy rica y visual por los contenidos. Para leer los textos de un modo más tradicional, lo giramos para sujetarlo en vertical y la distribución cambia para centrarse en el texto y alinear los elementos multimedia a la derecha.

Es más sencillo que nunca subrayar un fragmento en un color u otro, añadir notas, realizar búsquedas (tanto de palabras como de páginas, de modo que si el profesor nos dice que vayamos a la página 78, tan solo tenemos que escribir “78” en el buscador), consultar el significado de cualquier palabra consultando su definición (algunas incluso con imágenes) o desplazarnos de un punto a otro relacionado mediante enlaces. Como es habitual en la mayoría de libros de texto, al final de cada capítulo se encuentra un formulario que pone a prueba nuestros conocimientos de la lección, pero aquí este test es interactivo y nos informa en el momento del resultado obtenido.

Y entonces se ha empezado a discutir sobre educación y han aparecido muy interesantes reflexiones, recopilaciones, construcciones… que paso a detallar.

De todo lo expuesto aquí nada es mío… pero no nombraré a los autores ya que son correos de la LSPM:

· · · [correo 1]

Steve Jobs: The Next Insanely Great Thing

I used to think that technology could help education. I’ve probably spearheaded giving away more computer equipment to schools than anybody else on the planet. But I’ve had to come to the inevitable conclusion that the problem is not one that technology can hope to solve. What’s wrong with education cannot be fixed with technology. No amount of technology will make a dent. […]

These are the solutions to our problems in education. Unfortunately, technology isn’t it. You’re not going to solve the problems by putting all knowledge onto CD-ROMs. We can put a Web site in every school – none of this is bad. It’s bad only if it lulls us into thinking we’re doing something to solve the problem with education.

Lincoln did not have a Web site at the log cabin where his parents home-schooled him, and he turned out pretty interesting. Historical precedent shows that we can turn out amazing human beings without technology. Precedent also shows that we can turn out very uninteresting human beings with technology.

It’s not as simple as you think when you’re in your 20s – that technology’s going to change the world. In some ways it will, in some ways it won’t.

· · · [correo b]

[…] Añádele un poco de teoría de la información, sobre todo el a veces dicho principio de los (reyes) magos de oriente: “cuando un mismo flujo de información pasa a través de dos sistemas asimétricos, la asimetría tenderá a crecer porqué el más informado captará aún más información que el menos informado.” (Si no tenemos la voluntad solidaria de compensarlo, y esa voluntad es pedagogía). Y un poco de zen de que las ideas son meras herramientas del flujo informativo y ninguna debe predominar sobre él. Y algo de humor: Y ya tienes un principio educativo aceptable.

Para no salirnos demasiado de tema, aunque es Jobs thinking también, sería mezclar esto:

TED: Alan Kay comparte una poderosa idea sobre las ideas (subtítulos en español)

TED: Ken Robinson dice que las escuelas matan la creatividad (subtítulos en español)

· · · [correo c]

Perdón por un último apunte: Pero esto poco tiene que ver con acabar temarios, ideologizar y aparcar niños y mucho con deslocalizar la escuela sin que deje de serlo. A Jobs se le definió como “un excéntrico sin centro fijo, sino dinámico  ;o)

(aviso: El enlace es de una página de La Vanguardia. Al clicar descarga esa página en pdf)

Saludo ácrata: “Stay Hungry Stay Foolish”

· · ·

No tengo la menor intención de polemizar sobre la controvertida imagen de Jobs, sino exponer y conservar este material ya que me parece que contiene información relevante sobre a dónde debe apuntar la eduación.