Cuatro datos sobre los inhibidores de frecuencia y el atentado en Líbano

1- El atentado que el domingo mató a seis soldados españoles en Líbano es el primero con coche bomba en esta zona contra tropas internacionales desde que comenzó la misión de la ONU.

2- Ninguno de los demás países desplazados que participan en esta misión tienen estos sistemas antibomba equipados en sus vehículos.

3- Esta tecnología estaba, sin embargo, comprada e iba a ser instalada en las próximas semanas. En Afganistán ya está equipada en nuestros blindados, pues allí sí son habituales los atentados con coche bomba activados por radio.

4- Los inhibidores de frecuencia no sirven si el coche bomba es activado por cable.

Vía Escolar.net

Y esto me recuerda un artículo que leí de Pepe Cervera el 22 Febrero 2007 sobre los BMR, cuando el ataque al convoy español en Afganistan, bastante esclarecedor (y demoledor). No hay que ser un portento para llegar a conclusiones. Como tantas veces, el humo no deja ver el fuego…

El BMR, Blindado Medio sobre Ruedas, es un triunfo de la industria bélica española. Su diseño proviene de 1975, y está en servicio desde 1979 con tanto éxito que ha sido exportado a varios países. La versión más moderna, la BMR2, mejora aspectos esenciales de la original (BMR-600) como el motor y el blindaje. Lo que no es, ni ha sido jamás, el BMR es un vehículo resistente a minas. Su tamaño y peso, que lo hacen aerotransportable y lo dotan de velocidad y agilidad, imponen un blindaje ligero de aluminio capaz tan sólo de resistir el fuego de armas de infantería y esquirlas de proyectiles de artillería; nada de más de 3 kilos de alto explosivo, cantidad que superan los 5 a 8 kilos de alto explosivo de la mina antitanque típica, como la Tipo 72 china, la TMA-1 yugoslava o la TM-57 soviética. En un BMR no se puede sobrevivir a eso, si es que el ataque que ha matado a una soldado española ha sido con una mina anticarro tradicional y no ‘off road’ como la TM-83 soviética (invulnerable a interferidores al ser activada por infrarrojos y dotada de una sofisticada cabeza de combate), o de una bomba-trampa activada a distancia. Aunque más de un accidente demuestra que en este tipo de vehículo ni siquiera hace falta que haya penetración del blindaje para causar bajas.

El ataque sufrido por el convoy español en Afganistán no ha sido muy diferente del tipo de ataque que sufren a diario en Irak los estadounidenses. Ataques que están obligando al ejército EE UU a reequiparse con vehículos diseñados para resistir minas y bombas, como el RG-31. De origen sudafricano, el RG-31 utiliza toda una serie de tecnologías para proteger a sus tripulantes. La cabina es una cápsula de acero reforzado diseñada para no colapsar; los cristales son resistentes a la fragmentación, y lo más importante: el chasis del vehículo tiene forma de ‘V’ para desviar hacia los lados la potencia de la explosión. Otros vehículos especiales han hecho su aparición en Afganistán e Irak, algunos bastante espectaculares, como los autobuses blindados ‘Rhino’ que transportan VIPs desde el aeropuerto de Bagdad. Si los ataques en Afganistán se incrementan, tal vez el Ministerio de Defensa deberá empezar a pensar en dotar a las tropas destacadas allí de vehículos más resistentes.

Tags: , ,

Anuncios

Autor: Javier del Cobo

Trabajo el diseño gráfico y la comunicación on-line desde besquare.es y soy formador en estos ámbitos desde pedernal.org

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s